¿Qué son las afirmaciones y cómo pueden ayudarte a mejorar tu salud?

Las afirmaciones para mejorar algún aspecto de nuestra vida, entre ellas la salud, son frases que nos repetimos de manera consciente con el fin de crear una nueva vía neural en nuestro cerebro, de tal manera que podamos cambiar creencias que tenemos en torno a una situación en particular y así manifestar en nuestra realidad aquello que deseamos.

Suena sencillo, pero entonces ¿por qué muchas personas suelen decir que estas no funcionan?

Hay varias razones, pero lo primero que debemos aprender un poco es acerca de la ciencia de nuestro cerebro, pues tenemos una fuerte tendencia a separar la ciencia de la espiritualidad y la verdad es que ellas se complementan de una manera maravillosa.

La ciencia de tu cerebro

Estudios recientes han demostrado que nuestro cerebro siempre puede cambiar. La neuroplasticidad cerebral, es la posibilidad que tiene nuestro cerebro para funcionar de otro modo al modificar las vías neurales o rutas que conectan a las neuronas. Esto genera efectos en el funcionamiento de los circuitos neurales y en la organización del cerebro, que nos lleva de una manera sutil pero contundente a pensar y sentirnos diferentes. Básicamente, la neuroplasticidad cerebral es la capacidad que tenemos de reinventarnos a nosotras mismas cuando lo hacemos de manera consciente.

Normalmente cada una de nosotras tiene vías neurales creadas en la niñez, a través de lo que oíamos de nuestros padres, hermanos, profesores, etc., muchas de ellas con pensamientos negativos que nos limitan bastante en nuestra vida adulta en temas como la salud, el dinero y las relaciones; y que como han estado en nuestra mente subconsciente tanto tiempo, creemos son ciertas. Si queremos mejorar en un aspecto crucial de nuestra vida como lo es la salud, tenemos que aprender a reprogramar nuestra mente, aprender a pensar y hablar de forma positiva para vencer el hábito arraigado de la negatividad.

Una de las herramientas de reprogramación mental más usadas son las afirmaciones, aunque no a todo mundo le funcionan y ya te voy a contar cual es la razón.

Crear nuevas vías neurales en tu cerebro es cuestión de disciplina y compromiso que con certeza valdrán la pena. Crear un nuevo hábito con tu mente consciente requiere esfuerzo, no obstante, una vez esta ha sido aceptada por el subconsciente se vuelve fácil y natural.

A continuación, voy a darte 5 claves para que tus afirmaciones funcionen perfectamente:

Primero, requiere disciplina, constancia y consistencia: los estudiosos del cerebro han manifestado en los últimos años que para que una idea nueva se arraigue en el cerebro se necesitan al menos 40 días continuos realizando las afirmaciones, el más reciente estudio afirma que se necesitan 66, yo por las dudas lo hago mínimo por 80 días, siempre con la convicción que vale la pena.

Segundo, las afirmaciones que pronuncies o pienses no deben entrar en conflicto con tu mente consciente, pues esta actúa como filtro, si no pasa el filtro, no funcionará. Por ejemplo, nosotras que pasamos cada mes por nuestro periodo menstrual, para muchas doloroso, no podríamos hacer una afirmación como “en este momento me siento feliz y tranquila” cuando en realidad nos estamos retorciendo de dolor o “mi útero y mis ovarios están sanos” para quienes sufren de Endo o SOP (Síndrome de ovario poliquístico) pues la mente saboteará el proceso al ser consciente que la afirmación no es real. Estos ejemplos crean conflicto en nuestra mente y nuestro consciente, que no se deja engañar de frente, impedirá que el cambio que queremos ver tenga lugar.

Tercero, las afirmaciones siempre deben ser en positivo. Otro ejemplo “mi periodo menstrual no duele” no es una buena idea puesto que nuestro cerebro no entiende el NO, y por lo tanto estarías pensando en dolor y arraigando aún más la idea en tu mente.

Cuarto, no cualquier momento es bueno para hacer tus afirmaciones: he aprendido que resulta mejor hacerlas en la noche, justo antes ir a la cama o en la mañana al despertar, pues la parte consciente del cerebro está tranquila y es más fácil que las ideas pasen a tu subconsciente. Repítelas a lo largo del día, pero nunca cuando una emoción como ira o tristeza te esté rondando, lo mejor es tomar tres respiraciones consientes y profundas antes de hacer tus afirmaciones.

Por último, nuestro cerebro requiere buen combustible para funcionar mejor, crear nuevas vías neurales requiere materia prima, y cuando estamos creando, nuestro cerebro requiere más energía y de mejor calidad, por lo tanto, es indispensable suministrársela. Para esto es necesario que te mantengas hidratada, le des oxígeno a través de respiraciones profundas y conscientes, de hecho, es mucho mejor si puedes rodearte de la naturaleza, le brindes el descanso adecuado a través del sueño y la relajación y te alimentes sanamente, esto aumentando tu ingesta de frutas, verduras, hortalizas y reduciendo el consumo de “comida chatarra”, fritos y exceso de productos cárnicos procesados.

Photo by Paola Chaaya on Unsplash

Hora de empezar

Ahora que ya sabes cómo hacer que las afirmaciones funcionen, puedes comprometerte con tu bienestar. Aquí te dejo 20 afirmaciones para mejorar tu salud femenina. Marca el inicio en un calendario y arranca mínimo 40 días continuos, si paras un solo día debes empezar de nuevo.

  1. Soy un ser abundante de salud y amor
  2. Todos mis órganos cumplen sus funciones y se fortalecen día tras día.
  3. Mi visión es perfecta, puedo ver con claridad todo a mi alrededor.
  4. Estoy bien, cada día me siento mejor, soy fuerte y sana.
  5. Mis oídos oyen todo perfectamente.
  6. Soy sana, cada día me siento más llena de energía y de vitalidad.
  7. Mi cerebro procesa correctamente toda la información que recibe.
  8. Todas las células de mi cuerpo están felices y realizan su trabajo con amor y tranquilidad en la perfección de mi ser divino.
  9. Mi memoria se fortalece cada día, recuerdo todo claramente.
  10. Soy sana, feliz y radiante.
  11. Irradio buena salud. Soy perfectamente sana en cuerpo y mente.
  12. Mi cuerpo es un lugar seguro y agradable para mi espíritu.
  13. Duermo tranquilamente, toda la noche y mi cuerpo se llena de energía vital.
  14. Tengo toda la energía que necesito para lograr mis metas y satisfacer mis deseos.
  15. El amor de Dios me cura y me fortalece.
  16. Mis piernas son fuertes y me llevan con seguridad a todo lado que deseo.
  17. Soy vital y tengo mucha energía.
  18. Me alimento sanamente, cada día aumento mi consumo de frutas, verduras y hortalizas.
  19. Hago el ejercicio adecuado para mi edad, peso y contextura.
  20. Soy constante y disciplinada.

Recuerda creer para ver.

Con cariño,

Dary